Consejos para crear un sitio web

Compartir artículo
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Probablemente ya habrás oído esto más de una vez, pero un sitio web es una de las cosas más importantes que necesitas tener para que tu pequeña empresa tenga éxito hoy en día. Sin embargo, no es solo el hecho de tener un sitio web, sino tener un sitio web optimizado para los motores de búsqueda con una gran interfaz de usuario que puede marcar la diferencia entre tu negocio y otros como el tuyo en el mercado. Además, un sitio web bien diseñado, informativo y actualizado siempre añadirá credibilidad a tu marca. 

 

Si quieres tener un negocio exitoso en el mercado moderno y atraer más clientes, hay ciertos pasos que debes seguir para tener un sitio web profesional.

Elige el dominio adecuado

El primer paso que debes dar es elegir un nombre de dominio. Un nombre de dominio es el nombre del sitio web, o lo que viene después de “www.”. Por ejemplo, “google.com” es un nombre de dominio. 

 

El nombre de dominio es extremadamente importante. Es, al fin y al cabo, la primera impresión que cualquiera puede tener de tu sitio web, ya que la URL es lo primero que verán los visitantes, por ejemplo, en los motores de búsqueda. Un buen nombre de dominio es crucial porque puede causar una buena y duradera impresión en los usuarios.

 

Para tener un buen nombre de dominio, hay que asegurarse de lo siguiente:

  • Es fácil de recordar y deletrear. 
  • No es un nombre de dominio largo: cuanto más cortos, mejor.
  • No es un nombre sin sentido. Google o Yahoo son, en efecto, muy famosos hoy en día, pero probablemente su marketing y publicidad fue muy cara.
  • La URL es amigable para el SEO, así que intenta añadir geolocalización y una palabra clave en ella.
  • La extensión correcta. Según Domainnamestat la mayoría de los dominios tienen el “.com”, y la razón es probablemente que es el más fácil de recordar. También son muy famosos otros dominios como “.net” o “.org”, pero aún así te recomendamos que si el nombre de dominio que quieres con “.com” no está cogido, vayas a por él ya que es la opción más segura. A menos que sea más apropiado utilizar cosas como “.gov” o “.edu”, etc. Además, evite cosas como “.pizza”, “.club”, etc., ya que resta credibilidad a su negocio y no parece muy fiable.

Contrata un servidor de alojamiento

Una empresa que proporciona un servidor de alojamiento se denomina normalmente alojamiento web. Cuando contratas servicios de alojamiento web, estás alquilando un espacio en un servidor que guardará todos los archivos que cargan y hacen funcionar tu web correctamente. Por lo tanto, tu proveedor de alojamiento web debe ser fiable. 

Hay una variedad de cosas que tu proveedor de alojamiento web debe proporcionar para que sea el adecuado para ti:

  • Debe tener una buena velocidad de carga, lo que se traducirá en una menor tasa de rebote. 
  • Debe minimizar el tiempo que tu sitio web puede estar fuera de servicio, lo que también podría afectar a la posición en los motores de búsqueda de tu sitio web. 
  • Debe realizar copias de seguridad diarias o semanales, de modo que si necesitas una versión antigua pero reciente de tu sitio web (en caso de que se caiga por alguna razón) sea fácil de restablecer sin grandes pérdidas.
  • Debería habilitar los certificados SSL y, en definitiva, ofrecer más seguridad y asegurarse de que los archivos también están protegidos de los hackers.  

Opta por un CMS

En caso de que no tengas experiencia en la construcción de tu propia página web, código HTML, CSS o JavaScript, etc., utilizar un CMS (sistema de gestión de contenidos) puede ayudarte mucho. Los CMS tienen plantillas con diseños que realmente se pueden adaptar a tu tipo de negocio y la mayoría integran un plan de optimización para motores de búsqueda que puede hacerte la vida muy fácil.

Debes tener una gran interfaz de usuario

Ahora que hemos establecido la base y las raíces del sitio web, este necesita una cara. Una de las primeras cosas que se recomienda hacer es investigar a tu público y a tus competidores. Analizar a tu público te ayudará a saber qué es lo que quieren y cómo hacerlo accesible para ellos. Investigar a tus competidores te ayudará a ver cómo han diseñado y optimizado su sitio web y así podrás añadir componentes similares que también funcionarían para tu negocio y tu sitio web. 

Diseño

Las tendencias de diseño de sitios web pueden cambiar de vez en cuando, pero hay ciertas cosas que hay que tener en cuenta al diseñar tu sitio web desde el principio y que pueden ayudarte a mantener a los visitantes.

  • Asegúrate de que tu marca es coherente en todo el diseño de tu sitio web.
  • Asegúrate de que existe un sistema de navegación intuitivo que permita a los usuarios llegar a las páginas que necesitan de forma rápida y sencilla. Todo debe ser fácil de encontrar.
  • Utiliza gráficos atractivos y archivos multimedia comprimidos y optimizados para una carga rápida.
  • Utiliza fuentes fáciles de leer y elige colores que no contrasten para que la interfaz general sea agradable para el usuario. 
  • Publica información de contacto fácilmente accesible.
Estructura

La estructura de un sitio web es extremadamente importante para no confundir a los visitantes. Un sitio web atractivo y organizado hará que los usuarios sepan dónde pueden encontrar todo y no dudarán en volver la próxima vez que necesiten encontrar algo rápidamente.

A continuación, te presentamos un desglose de las páginas que necesita tu sitio web:

    • Página de inicio. Esta página es la página de aterrizaje a la que llegarán los usuarios cuando escriben tu URL principal. Es la página principal de tu sitio web, por eso debe dar una muy buena impresión, así como una visión general de lo que es tu negocio, para que los clientes quieran continuar su visita.
    • Sobre nosotros. Esta página está dedicada a la historia o al trasfondo de tu negocio: quién eres, qué haces, cómo empezó el negocio y cuáles son tus objetivos. Es una forma de conectar con tu público a través de la historia personal de tu negocio. No lo hagas demasiado técnico; aquí debe haber un enfoque más amigable, quizá con imágenes que describan tu empresa.
    • Productos/Servicios. Si ofreces servicios, probablemente te bastará con una sola página en la que muestres los diferentes servicios que ofreces, lo que incluyen y los precios. Por otro lado, si tu sitio web es una tienda online, esto significa que necesitarás más subpáginas en esta sección. Por ejemplo, debería haber categorías principales para tus productos (ropa de mujer, ropa de hombre, ropa de niño). Para organizarlo un poco mejor, cada una de estas categorías debería incluir subcategorías que dividan los productos (por ejemplo: talla, color, estilo, etc.). Por último, los productos correctamente organizados en estas subcategorías deben incluir cada uno una buena descripción, fotos de gran calidad optimizadas y los precios.
    • Equipo directivo. Puedes incluir una página sobre el equipo directivo y fotos de ellos, para dar un aspecto más “humano” a tu negocio mostrando a las personas que trabajan en el equipo. También puedes incluirlo en la página “Sobre nosotros”.
    • Contáctanos. Los clientes deberían poder ponerse siempre en contacto contigo a través de tu sitio web. Así sentirán que tienen un punto de referencia y que pueden confiar en ti cuando lo necesiten.
    • Términos de uso. Es el contrato en línea que rige el uso de tu sitio por parte de los usuarios. Es importante tenerlo para proteger tu negocio.
    • Política de privacidad. Esto es importante para los clientes. Hazles saber cómo vas a utilizar sus datos.
    • FAQ. Siempre es bueno añadir una sección o una página propia con las preguntas más frecuentes de los usuarios para que tus visitantes tengan la información ahí mismo cuando la necesiten.
    • Blog. Este es extremadamente importante para atraer tráfico a tu sitio web, ya que te permite publicar constantemente contenido fresco y relevante para tu audiencia. Aquí también puedes desarrollar una estrategia de contenido evergreen con artículos que pueden hacer que tengas tráfico durante un largo periodo de tiempo, y que sólo necesitas actualizar normalmente una vez al año.
    • Páginas adicionales relevantes para tu negocio. Aparte del blog, una buena manera de añadir contenido bueno y fresco es añadir una página de testimonios que hará que tu negocio sea más creíble mientras también estás añadiendo contenido nuevo. Otras páginas con información adicional sobre lo que es tu negocio, un escaparate de imágenes de tu restaurante/hotel (tal vez una vista de 360ª) o, si ofreces cursos, un calendario en el que puedan ver cuándo se celebra algo puede ser un gran añadido a tu sitio web.
Funciones importantes

No son las diferentes páginas de un sitio web las que lo hacen exitoso. Hay muchas características que puedes incluir para que tu sitio web sea más atractivo para los usuarios y fácil de interactuar. Estas son algunas de las características más importantes que debes tener en cuenta:

  • Call to action. Las llamadas a la acción son frases cortas que invitan a los clientes a realizar una compra o contratar un servicio/suscripción: “Compra ahora”, “Empieza ahora”, “Suscríbete ahora”. También es muy importante saber dónde colocar una llamada a la acción, se sentirán más invitados a hacer clic en ellas si están en partes y secciones específicas del sitio web.
  • Carrito de la compra. Esto es en línea para los sitios web de comercio electrónico. El carrito de la compra es muy importante en este caso, ya que permite a los clientes recoger todos los productos que desean en un solo lugar y seguir comprando y desplazándose por otros productos. 
  • Método de pago. Esta característica es muy importante ya que permite a los clientes realizar finalmente la compra. Hay diferentes métodos de pago que puedes implementar en tu sitio web: Tarjetas de crédito, tarjetas de débito, transferencias bancarias, E-Wallets, pagos por móvil, PayPal o contra reembolso. Puedes optar por añadir todos ellos o los que sean más populares en tu región o los que utiliza tu público objetivo.
  • Descuentos. Siempre es bueno ofrecer descuentos para ocasiones especiales y ciertos productos/servicios, dependiendo también del tipo de cliente. Asegúrate de que tienes códigos de descuento para tu sitio web y comunícalo a los clientes.

Optimiza tu web para buscadores

Recuerda que una vez que hayas terminado de construir y estructurar tu sitio web, el trabajo no ha terminado. Tienes que tener siempre presente seguir investigando a tu público objetivo, a la competencia y seguir optimizando tus páginas para llegar a los primeros resultados en los buscadores, lo que se traducirá en mucho tráfico sin tener que gastar una gran cantidad de dinero. Para más información sobre esto, visita este artículo. Si necesitas ayuda con el SEO de tu sitio web, no dudes en consultar herramientas como rankingCoach para hacerte la vida un poco más fácil.

Asegúrate de que tu web está optimizada para móviles

Dado que hoy en día la mayoría de las búsquedas se realizan a través de un móvil, Google ha decidido indexar los sitios web en función de la versión móvil del mismo. Por este motivo, adaptar tu sitio web a los dispositivos móviles gracias a un diseño responsivo es crucial si quieres que Google rastree tu sitio web, lo indexe y le dé una buena clasificación. 

Analiza tus resultados

Por último, una vez que tengas tu sitio web configurado, es muy importante comprobar su rendimiento y hacer los ajustes necesarios. Debes configurar herramientas para webmasters como Google Analytics o Google Search Console. Estas herramientas pueden mostrarte mucha información y números sobre tus visitantes y cómo va cada una de tus páginas. Si compruebas constantemente el rendimiento de tu sitio web y trabajas en él, te asegurarás de que siempre funcione con todo su potencial.

Aunque construir un gran sitio web no es tan fácil como puede parecer al principio, si sigues los pasos y trabajas de verdad, puedes estar seguro de que tu negocio tendrá un buen lugar en el mercado online. 

MBR

¿Necesitas más información?

¡Contáctanos y nuestro equipo resolverá todas tus dudas! 

Suscríbete a nuestro boletín

Recibe actualizaciones y promociones exclusivas.

Explora más artículos de tu interés

Uncategorized

Consejos para crear un sitio web

Compartir artículo Share on facebook Share on linkedin Share on twitter Share on email Probablemente ya habrás oído esto más de una vez, pero un

CCTV y videovigilancia

El impacto de los entornos laborales en el desempeño de los empleados

Equipadas con evidencia creciente sobre cómo los lugares de trabajo impactan la productividad de los empleados, las empresas han comenzado a enfocarse en construir espacios funcionales y seguros que promuevan la creatividad, la colaboración y la eficiencia de los equipos.