CSP (Cloud Solution Provider)

Azure-p

Posted on Posted in Facebook, Noticia

Las principales empresas a nivel mundial están convirtiendo soluciones de nube hibrida en el modelo estándar para sus centros de computo. Así lo confirman los últimos estudios de las principales consultoras; el 55% de las organizaciones tienen previsto implantar esta opción antes de 2019. Entre sus ventajas, favorece entornos fácilmente gestionables, ágiles y flexibles con suficientes garantías de disponibilidad y solidez.

CSP (Cloud Solution Provider)
MBR- Azure

Gracias a la experiencia que se ha dado con el tiempo muchas empresas están apostando por esta combinación de servicios dentro y fuera  de sus instalaciones. Después de la experiencia inicial de nube pública, las empresas aprendieron que muchas cargas de trabajo se resuelven mejor hospedadas en las propias instalaciones principalmente por seguridad, rendimiento y control de costes.

Pero cual es la diferencia? Aquí una breve explicación.

 

Nubes privadas

La infraestructura está hospedada en las instalaciones o en el centro de datos de un proveedor de servicio, lo que le permite obtener niveles más altos de control y seguridad. Dado que los componentes se utilizan únicamente para su empresa, usted puede personalizar los cómputos, el almacenamiento y las redes.

Nubes públicas

La infraestructura se comparte con otras empresas y es de propiedad de un proveedor de servicio, quien también lo opera, y le permite obtener un aprovisionamiento más rápido. Dado que usted puede escalar recursos para satisfacer la demanda y pagar por el uso, es una opción de bajo costo para implementar aplicaciones.

Servidores dedicados

La infraestructura de alto rendimiento puede personalizarse para brindar soporte a sus aplicaciones más exigentes, a la vez que le ofrece la seguridad y el control que necesita para satisfacer sus requisitos de cumplimiento de normas. Combínela con la nube para escalar su empresa.

Hybrid Clouds

Conecte servidores dedicados y nubes privadas y públicas para aprovechar la potencia que cada uno tiene para ofrecer y ejecutar cargas de trabajo en el ambiente ideal para ellas. Cree una configuración híbrida personalizada para satisfacer sus requisitos y obtener una solución ágil, flexible y económica.

En la transformación digital hay que aprovechar las oportunidades que se nos presentan y las empresas están apostando por una combinación híbrida de recursos con una definición de software flexible escalable y utilizable, independientemente de si los datos y las aplicaciones están en una nube pública o privada.

 

En las empresas tradicionales, sus aplicaciones, datos y procesos fundamentales constituyen su “motor de procesamiento”, y suele ser estático. Sin embargo, en la nueva era de la transformación digital, estas organizaciones evolucionarán hacia un “núcleo digital de procesamiento” dinámico.

A la velocidad de la era digital, las TI compondrán una y otra vez sus recursos con eficiencia y agilidad; prediciendo las necesidades futuras y asignarnos recursos antes de que los usuarios los demanden. Este proceso debe ser automatizado y liberar a los especialistas de TI para otras tareas mas productivas y creativas dando mejores soluciones a las empresas.

Los proveedores de nube pública, como Microsoft Azure, prestan servicios a los que se puede acceder de forma fácil y rápida, aunque las cargas de trabajo de producción suelen exigir mayores niveles de seguridad, conformidad y rendimiento. Estos aspectos se resuelven mejor con servicios propios.

Resulta lógico que las aplicaciones nacidas en la nube, como Office 365, se ejecuten como SaaS, en vez de hacerlo en las instalaciones físicas. Pero esto no significa que todas las cargas de trabajo nativas Cloud se deban ejecutar en nube pública. Las tecnologías de servidor más recientes, como las plataformas hiperconvergentes, facilitan la ejecución de las aplicaciones nativas Cloud en contenedores de un centro de datos propio, algo que tal vez no se consideraba hace unos cuantos años, pero que ahora es una alternativa real y hay que valorarla.

En cuanto a eficiencia, seguridad, rendimiento, costes y control de los recursos hay que valorar la carga correcta en el entorno adecuado ya sea publico o privado dependiendo de las opciones ya que las nubes privadas van a seguir creciendo y encajando en enfoques abiertos hacia nubes publicas, porque el mejor abordaje para la mayoría de las empresas es una mezcla de TI tradicional, nube privada y nube pública, que permitan equilibrar costes, redistribuir cargas, simplificar procesos y asegurar la continuidad en los servicios.

En mbr te ayudamos a tomar estas decisiones de una forma amigable y funcional, casi transparente para el usuario final llámanos y un especialista te atenderá. Da click aqui